logo

©Medicis 2021 todos los derechos reservados. Hecho por ArtCode

Blog

Conoce más sobre las úlceras por presión

ÚLCERAS POR PRESIÓN O LESIONES POR PRESIÓN

 

INTRODUCCIÓN:

Las úlceras por presión o Lesiones por presión (también llamadas escaras) son lesiones en la piel y el tejido inferior que resultan de una presión prolongada sobre esta misma por permanecer en una misma posición durante demasiado tiempo.

La presión capilar normal oscila entre 16 y 33mm Hg, lo que significa que presiones por encima de 16mm Hg producen un colapso de la red capilar. La isquemia local aumenta la permeabilidad capilar con la consiguiente vasodilatación, extravasación de líquidos e infiltración celular, produciéndose un proceso inflamatorio que origina una hiperemia reactiva, manifestada por un eritema cutáneo. Éste es reversible si al retirar la presión desaparece en 30 minutos, restableciéndose la perfusión de los tejidos. Si no desaparece la presión se produce isquemia local, trombosis venosa y alteraciones degenerativas que desembocan en necrosis y ulceración.[1]

 

Se definen como: una lesión localizada en la piel y/o los tejidos subyacentes, que suele situarse sobre una prominencia ósea, como resultado de la presión, o la presión en combinación con la cizallamiento[2]

 

Comúnmente se forman en las prominencias óseas (donde los huesos están más cerca de la piel), como lo es el sacro, coxis, los talones y las caderas. El riesgo es mayor si está la persona en una cama, utiliza una silla de ruedas o no puede cambiarse de posición.

 

CLASIFICACIÓN: [3]

Categoría/Estadio 1: Eritema no Blanqueable.

Piel intacta, pero zona enrojecida que no cambia de color al tocarla.

Categoría/Estadio 2: Ulcera de espesor parcial

La pérdida de espesor parcial de la dermis se presenta como una úlcera abierta poco profunda con un lecho de la herida entre rosado y rojizo, sin esfácelos. También puede presentarse como una ampolla intacta o abierta/rota llena de suero o de suero sanguinolento. Otras características: Se presenta como una úlcera superficial brillante o seca sin esfácelos o hematomas*.

 

Categoría/Estadio 3:  Pérdida total del grosor de la piel

Pérdida completa del grosor del tejido. La grasa subcutánea puede resultar visible, pero los huesos, tendones o músculos no se encuentran expuestos. Pueden aparecer esfácelos. Puede incluir cavitaciones y tunelizaciones. Otras características: La profundidad de las úlceras por presión de categoría/estadio 3 varía según su localización en la anatomía del paciente. El puente de la nariz, la oreja, el occipital y el maléolo no tienen tejido subcutáneo (adiposo) y las úlceras de categoría/estadio 3 pueden ser poco profundas. Por el contrario, las zonas con adiposidad significativa pueden desarrollar úlceras por presión de categoría/estadio 3 extremadamente profundas. El hueso o el tendón no son visibles o directamente palpables.

 

Categoría/Estadio 4: Pérdida total del espesor de los tejidos.

Pérdida total del espesor del tejido con hueso, tendón o músculo expuestos. Pueden aparecer esfácelos o escaras. Incluye a menudo cavitaciones y tunelizaciones. Otras características: La profundidad de la úlcera por presión de categoría/estadio 4 varía según su localización en la anatomía del paciente. El puente de la nariz, la oreja, el occipital y el maléolo no tienen tejido subcutáneo (adiposo) y estas úlceras pueden ser poco profundas. Las úlceras de categoría/estadio 4 pueden extenderse al músculo y/o a las estructuras de soporte (por ejemplo, la fascia, tendón o cápsula de la articulación) pudiendo provocar la aparición de una osteomielitis u osteítis. El hueso/músculo expuesto es visible o directamente palpable.

 

No estadiable: profundidad desconocida

Pérdida del espesor total de los tejidos donde la base de la úlcera está completamente cubierta por esfacelos (amarillos, canela, grises, verdes o marrones) y/o escaras (canela, marrón o negro) en el lecho de la herida. Hasta que se hayan retirado suficientes esfacelos y/o la escara para exponer la base de la herida, la verdadera profundidad, y por tanto la categoría/estadio no se puede determinar. Una escara estable (seca, adherida, intacta, sin eritema o fluctuación) en los talones sirve como «una cobertura natural (biológica) del cuerpo» y no debe ser eliminada.

 

Sospecha de lesión de tejidos profundos – profundidad desconocida

Área localizada de color púrpura o marrón de piel decolorada o ampolla llena de sangre debido al daño de los tejidos blandos subyacentes por la presión y/o la cizalla. El área puede ir precedida por un tejido que es doloroso, firme o blando, más caliente o más frío en comparación con los tejidos adyacentes. La lesión de los tejidos profundos puede ser difícil de detectar en personas con tonos de piel oscura. La evolución puede incluir una ampolla fina sobre un lecho de la herida oscuro. La herida puede evolucionar y convertirse una escara delgada. La evolución puede ser rápida y puede exponer capas adicionales de tejido, incluso con un tratamiento óptimo.[4] 

 

 

SITIOS COMUNES DE LAS ÚLCERAS POR PRESIÓN[1]

  1. 1. El sacro/coxis
  2. 2. El talón
  3. 3. El trocánter maléolo
  4. 4. Glúteo
  5. 5. Otras localizaciones como isquion, rodilla o pierna, dorso y dedos del pie y otras zonas con una incidencia mucho menor. (Coxis o glúteos).

 

CAUSAS[1]

  • – Presión.La presión constante puede disminuir el flujo sanguíneo a los tejidos el cual  es esencial para llevar oxígeno y nutrientes, Sin estos, la piel y los tejidos cercanos se dañan.
  • – Fricción.La fricción se produce cuando la piel roza contra la ropa o la cama. Puede hacer que la piel frágil sea más vulnerable a las lesiones, especialmente si la piel también está húmeda.
  • – Cizalla: El cizallamientoes la acción o el estrés resultante de fuerzas aplicadas que causa que dos partes contiguas que se deslicen uno con respecto al otro en dirección paralela y en sentido opuesto a su plano de contacto, lo que genera Rotura de la piel.

 

FACTORES DE RIESGO

 

  • – Pérdida de la percepción sensorial.
  • – Nutrición e hidratación deficientes.
  • – otros

COMPLICACIONES

  • – Celulitis: Infección de la piel que está relacionada con los tejidos blandos, tiene una apariencia de hinchazón y enrojecimiento, puede estar caliente y sensible. Sin tratamiento con un antibiótico, la celulitis puede ser mortal.
  • – Infecciones óseas y articulares. Las infecciones en las articulaciones (artritis séptica) pueden dañar cartílagos y tejidos. Las infecciones óseas (osteomielitis) pueden reducir la función de las articulaciones y las extremidades.

 

CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE LA PIEL[1]

  • – Mantener la piel limpia y seca. Haz esta rutina de limpieza regularmente para limitar la exposición de la piel a la humedad, la orina y las heces. Cambia la ropa de cama y la ropa con frecuencia.
  • – Proteger la piel.Usar cremas de barrera de humedad como lo es el ALDANEX para proteger la piel de la orina y las heces. Colocar LINOVERA para fortalecer la elasticidad y engrosamiento de la epidermis y piel circundante de la preminencia ósea. Usar liberadores de presión para evitar lesiones en esas áreas. Colocar en zonas PELÍCULA PROTECTORA para fijar la acción del linovera.
  • – Revisar la piel a diario.Observa atentamente tu piel todos los días para ver si hay signos de advertencia de una llaga por presión.

 

 

CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE LA ÚLCERA:[1]

  • – Usar soluciones de lavado con antimicrobianos para limpiar las lesiones por presión con sospecha de infección o con infección confirmada. ANASEPT, VASHE, PRONTOSAN, ELECTROBIORAL.
  • – Limpiar por lavado la piel.
  • – Evitar alterar las escaras estables, duras y secas en las extremidades inferiores y talones con isquemia, a no ser que exista sospecha de infección.
  • – Desbridar la lesión por presión, el tejido desvitalizado y el biofilm (sospechado o confirmado), y realizar un desbridamiento de mantenimiento hasta que el lecho de la herida esté libre de tejido desvitalizado y esté cubierto de tejido de granulación.
  • – Determinar la carga microbiana en la lesión por presión mediante biopsia tisular o mediante frotis con hisopo para cultivo semicuantitativo y
  • – Evaluar la lesión por presión para detectar la presencia de osteomielitis si el hueso se encuentra expuesto y/o si el hueso se nota áspero o suave, o si la lesión por presión no ha cicatrizado con el tratamiento adecuado.
  • – Utilizar antisépticos tópicos, a concentraciones adecuadas para los tejidos, para controlar la carga microbiana y promover la cicatrización de las lesiones por presión con cicatrización Como geles ( prontosan, Anasept, safgel) : iodo.
  • – Utilizar antibióticos sistémicos para controlar y eliminar la infección en personas con lesiones por presión y signos clínicos de infección.

 

  • – Para cualquier lesión por presión, elegir el APÓSITO más apropiado en base a los objetivos y las capacidades de autocuidado de la persona y/o su cuidador informal y en base a la valoración clínica, incluyendo:
    •  – El diámetro, la forma y la profundidad de la lesión por presión.
    • – La necesidad de controlar la carga bacteriana.
    • – La capacidad de mantener húmedo el lecho de la herida.
    • – La naturaleza y el volumen del exudado de la úlcera.
    • – El estado de los tejidos en el lecho de la
    • – El estado de la piel
    • – La presencia de tunelizaciones y/o
    • – El dolor

 

 

  • – Utilizar apósitos hidrocoloides, hidrogel, apósitos poliméricos ( Comfeel, Duderm, prontosan gel, askina foam) para lesiones por presión de categoría/estadio II no infectadas, cuando sea adecuado según el estado de la lesión por presión. Y si es muy exudative colocar alginato y apósitos altamente absorbentes.
  • – Utilizar apósitos hidrocoloides, hidrogel, apósitos polimericos para lesiones por presión de categoría/estadio III y IV no infectadas, con exudado mínimo
  • – Utilizar apósitos hidrocoloides, hidrogel, apósitos polimericos para lesiones por presión de categoría/estadio III y IV no infectadas, con exudado mínimo
  • – Utilizar apósitos antimicrobianos con plata PHMB, otros altamente absorbentes y utilizar VAC  para lesiones por presión de categoría/estadio III y IV INFECTADAS , con exudado máximo. ( buscar recomendaciones del experto)
  • – Considerar el uso de terapia de presión negativa VAC como un tratamiento complementario temprano para reducir el tamaño y la profundidad e infección  de lesiones por presión de categoría/estadio III y
  • – Considerar la aplicación de apósitos de colágeno en las lesiones por presión de difícil cicatrización para acelerar la cicatrización y reducir la lesión como lo es EL PROMOGRAM.

Solicitar una consulta de cirugía para una persona con una lesión por presión que:

  • – Presente celulitis avanzada o se sospeche que sea el origen de una sepsis.
  • – Presente cavitaciones, tunelizaciones, tractos sinuosos y/o extensos tejidos necróticos que no se puedan retirar fácilmente con desbridamiento conservador.
  • – Sea de categoría/estadio III o IV y no cierre con tratamiento conservador.

 

 

Considerar intervención quirúrgica cuando la lesión se deba extirpar completamente, incluyendo, en la medida de lo posible, la piel anormal, el tejido de granulación y necrótico, los tractos sinuosos, las fístulas y el hueso afectado.

 

 

Referencia Bibliografía: 

[1] El Peu 2003;23(4):194-198

[2] Definición internacional de la NPUAP-EPUAP sobre úlcera por presión (www.epuap.org). (www.npuap.org).

[3] National Pressure Ulcer Advisory Panel, European Pressure Ulcer Advisory Panel and Pan Pacific Pressure Injury Alliance. Prevention and Treatment of Pressure Ulcers: Clinical Practice Guideline. Emily Haesler (Ed.). Cambridge Media: Osborne Park, Western Australia; 2019

[4] https://www.ulceras.net/monografico. Revisado 23 de agosto de 2021

https://www.centroulcerascronicas.com/noticias/zonas-mas-comunes-de-las-ulceras-por-presion-y-su-tratamiento/ REVISION 21 DE OCTUBRE 2021

[1] https://www.centroulcerascronicas.com/noticias/zonas-mas-comunes-de-las-ulceras-por-presion-y-su-tratamiento/ REVISION 21 DE OCTUBRE 2021

[1] National Pressure Ulcer Advisory Panel, European Pressure Ulcer Advisory Panel and Pan Pacific Pressure Injury Alliance. Prevention and Treatment of Pressure Ulcers: Clinical Practice Guideline. Emily Haesler (Ed.). Cambridge Media: Osborne Park, Western Australia; 2019

[1] Canadian Association of Wound Care, Best Practice Recommendations for the Prevention and Management of Pressure Injuries | Foundations of Best Practice for Skin and Wound Management.www.woundscanada.ca All rights reserved. 1532r2E Last updated 2021 10 24.

[1] Canadian Association of Wound Care, Best Practice Recommendations for the Prevention and Management of Pressure Injuries | Foundations of Best Practice for Skin and Wound Management.www.woundscanada.ca All rights reserved. 1532r2E Last updated 2021 10 24.

[1] National Pressure Ulcer Advisory Panel, European Pressure Ulcer Advisory Panel and Pan Pacific Pressure Injury Alliance. Prevention and Treatment of Pressure Ulcers: Clinical Practice Guideline. Emily Haesler (Ed.). Cambridge Media: Osborne Park, Western Australia; 2019

Comments